qué preguntas te hace un psicólogo
[Total:13    Promedio:2.9/5]

Ya sea que has decidido empezar a realizar terapia, o bien le estés dando vuelta al asunto todavía, es probable que sientas ansiedad frente a la primera sesión con el psicólogo. Quizás no tengas idea de qué preguntas te hace un psicólogo.

Nunca nadie te advirtió cómo empezar una terapia psicológica ni tampoco qué decirle al psicólogo. Naturalmente, te encontrás desorientado porque es una experiencia totalmente nueva.

Con todos los mitos  e historias que rodean a la psicología es muy fácil que estos sentimientos de ansiedad aparezcan. Este artículo es para contarte cómo es la primera sesión con un psicólogo. Y también para qué conozcas el tipo de preguntas que puede formularte durante la entrevista.

¿Cómo empezar una terapia psicológica?

Antes de ir de lleno a la cuestión de las preguntas que te hace un psicólogo, me gustaría pensar sobre el comienzo de la terapia.

Publicidad

La consulta con el profesional no es el inicio por sí mismo. Todo proceso de cambio arranca antes de ese movimiento. Cuando uno comienza con la terapia, antes tuvo que decirse “necesito un psicólogo o aceptar, de alguna manera, que algo no anda como le gustaría y desea modificarlo.

Esto no es algo que mucha gente acepte fácilmente, ya que hay miedos e incertidumbres, muchas veces vergüenza.

Puede que lo hayas escuchado hasta el hartazgo, y tal vez parezca consuelo de tontos, pero ir a terapia no es signo de debilidad. Así como tampoco lo es realizar una consulta con un médico. Así que no tengas miedo, ni vergüenza, ni culpa…

¿Cómo elegir un psicólogo?

Si tenés suerte, puede que tengas alguien que te recomiende un psicólogo de confianza. Aunque no siempre es así, y entonces hay que recurrir a la lista de prestadores de la obra social o consultar en la guía las clínicas en las que puedan tener un psicólogo.

Puede que en tu vida te hayas interesado por el tema de la psicología y ya tengas una idea de lo que te gustaría en la terapia y qué no.

Yo creo que lo mejor siempre es seguir esa recomendación que nos hace nuestro amigo o familiar. Alguien que nos pueda contar cómo fue todo ese proceso. Pero, en el caso de que no tengas quién te recomiende, entonces lo bueno es preguntarle al mismo psicólogo.

Entonces, en el llamado por teléfono podrías preguntarle qué tipo de terapia realiza, cómo trabaja, si sabe cuánto puede durar un tratamiento para mi motivo de consulta, y también el precio. Así podremos evacuar la mayor cantidad de preguntas antes de llegar al consultorio y estar menos ansiosos ese día.

¿Qué decirle a un psicólogo en la primera entrevista?

Llegados a su consultorio, ya habremos superado el miedo a sacar el turno, lo cual es bastante. Sin embargo, puede que todavía nos sintamos ansiosos por conocerle la cara y probablemente su voz.

Lo que sucede a partir del momento en que nos sentamos dentro del consultorio no es nada del otro mundo. Cada psicólogo tiene su estilo y lo que resulte de ese primer encuentro tiene que ver mucho con el tipo de terapia en la que ese terapeuta se haya especializado.

Algunos tienen un estilo más directivo, entonces van a hablar más y también harán más preguntas. Otros, en cambio, tienen un estilo más “pasivo”, entonces dedican mayor esfuerzo a la escucha. Estos psicólogos suelen hacer más silencio y dejan que el paciente exprese lo que le sucede y sólamente lo interrumpen en ocasiones muy específicas.

¿Qué preguntas te hace un psicólogo?

Las primeras preguntas tendrán que ver con tus datos personales y de contacto. También se toman los datos de algún familiar a quién llamar en el caso de una urgencia. Luego se indaga datos demográficos como tu grupo familiar, la gente con la que vivís, tu ocupación y el nivel educativo que alcanzaste. Estos son datos que deben estar en toda historia clínica y el psicólogo debe consultarlas en algún momento de la primera sesión.

También puede suceder que el terapeuta no tenga tiempo de preguntar nada y que el paciente empiece a hablar de lo que le sucede sin que medie intervención. Entonces el psicólogo escucha. Generalmente, el consultante se acerca con una queja o una pregunta acerca de lo que le pasa o incomoda.

No siempre está muy clara la razón por la que se realiza la consulta. Entonces hay que ayudar a que esa persona pueda darle forma a lo que le sucede y que pueda expresarlo en forma de un objetivo a trabajar.

El objetivo fundamental de la primera sesión es siempre conocerse, establecer una buena relación, formular un motivo de consulta y determinar cuáles van a ser los objetivos de la terapia.

Los estilos de los terapeutas y de los pacientes pueden variar. Pueden ser más o menos extrovertidos y entonces hablar más o menos. Sin embargo, en cualquier caso, se pretende que la persona pueda expresarse naturalmente y lograr una cierta confianza con el psicólogo que va a acompañarlo. Cuando eso no se consigue, entonces es necesario intentar con otro terapeuta.

 

¿Alguna vez has ido al psicólogo? ¿Te acordás de la primera sesión?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here